Los vecinos quieren ajardinar, peatonalizar y reconstruir la Torre de San Andrés

San Andrés, Castillo

Los vecinos quieren ajardinar, peatonalizar y reconstruir la Torre de San Andrés

Casi 600 cuestionarios respondidos y otros 200 comentarios añadidos es el saldo del proceso participativo sobre el futuro del Castillo

“En mi opinión, se debe reconstruir el Castillo, y su finalidad debe ser para museo del pueblo de San Andrés y de la historia del propio Castillo. Y se debería acondicionar y peatonalizar todo su entorno y alrededores. Esta es la oportunidad de sacarlo de su ruina, olvido y abandono, y darle el valor y uso que tiene y se merece”. Este es el comentario, realizado por Ruymán Izquierdo, de los casi 200 que se hicieron, que mejor refleja la opinión mayoritaria expresada en el proceso participativo sobre el futuro de la Torre de San Andrés. Una consulta ya finalizada y en la que, según los datos del Ayuntamiento, casi 600 personas rellenaron el formulario con las cinco preguntas planteadas por el Consistorio sobre qué hacer en el Castillo.

La opinión expresada por Ruymán Izquierdo refleja lo que la mayoría de comentarios dejados de manera adicional a la encuesta ciudadana señalan: la reconstrucción de la torre, su acondicionamiento como museo de la historia de San Andrés y adecuar su entorno, eliminando el tráfico e introduciendo zonas verdes.

El segundo de los comentarios que más votos positivos recibió fue el realizado por José Miguel Zamora, quien recordó que “San Andrés, como puerta de entrada a Anaga, es un lugar visitado por muchísimos turistas, y podría ser perfectamente un reclamo turístico como centro de interpretación de la Gesta de 1797, con representaciones teatrales programadas, no solo el 25 de julio de cada año, sino también cuando vayan excursiones de turistas organizadas, en las fiestas del pueblo…”, introduciendo así un matiz nuevo en los usos de esta torre del siglo XVIII. Manolo Borges apuntó otra de las ideas que también consiguió más apoyos, y es la que sugiere que sería interesante que el espacio fuese una especie de museo de lo que fue el Castillo de San Andrés y el resto de torres o puestos de defensa de Santa Cruz, ya que en pie solo quedan el Castillo Negro y esta torre cuando la rehabiliten.

Miguel Molina ahonda en esta idea del pasado histórico militar de Santa Cruz, recordando que “la Muy Leal Noble e Invicta Villa, Puerto y Plaza de Santa Cruz de Santiago de Tenerife, tristemente, no hace gala de su historia ejemplar. Creo que, como objetivo, debería reconstruirse esta fortaleza como un espacio cultural histórico de múltiples usos, junto al mar, con zonas verdes y espacios peatonales, cuando se lleve a cabo la verdadera reconstrucción original circular ganaría un aspecto espectacular…”.

También hay quien defiende que el castillo se deje como está, roto. Una de esas opiniones es la de Fernando Vivas, que señala que “lo de puerto de piratas podría hasta usarse como eslogan turístico del pueblo o eslogan del museo del Castillo. Pero eso sí, que sea promocionado dentro de las campañas de promoción de Santa Cruz, el corazón de Tenerife, porque si no estamos igual. El Castillo en sí quedaría como está sin reconstruir, pues así como está es un símbolo del pueblo (esto es algo que mucha gente de Santa Cruz no entiende), es el Castillo roto igual que la Torre de Pisa es la torre inclinada (salvando las distancias)”. Añade que las vallas de madera han de desaparecer y “crear un césped natural alrededor de la torre, como en el Castillo de Garachico”. Matiza que “el museo en sí no iría en el mismo Castillo, sino que se aprovecharía un edificio abandonado y amplio que está al lado y fue una antigua estación de guaguas. Se podría colocar una pasarela entre el Castillo y ese edificio para que el turista primero entre a ese edificio y a la torre”.

Algunas ideas incluyen la de realizar un guachinche

Entre los casi 200 comentarios, algunos, con mucha ironía, y, otros, muy en serio, aportaron ideas que salen del consenso general. Desde un bar, hasta convertirlo en un guachinche o espacio cultural en el que proyectar cine. Opinión esta última que viene a destacar que el coste de una reconstrucción como la que se propone sería mejor destinarlo a otras necesidades. Hay quien, de forma más reflexiva, como Jaime Díaz, apunta que dejarlo como está, es una buena forma de concienciar a la gente de que no se puede construir en el cauce de un barranco y añade que, sea lo que sea que hagan, que le den continuidad.

0
0
0
s2smodern
PUBLICIDAD

Logo

Periódico
San Andrés

Logo Safe

© ® 2018 Periódico San Andrés

Síguenos